miércoles, 24 de enero de 2007

Cronicas de Madriz

Anoche no me subio la fiebre asi que salgo esta manana tempranito hacia Madrid.
Como en Sevilla tengo frio y voy al Polo que se presume la capital, me abrigo, mucho. Asi que al llegar no me sobra una prenda sino dos.

No me subio la fiebre pero sigo con el estomago delicado. A poco de empezar el viaje pego una cabezada, el tiempo justo para relajar el cuerpo. Asi que me despierto de sopeton con una molesta sensacion de que no me va a dar tiempo a apretar el esfinter, pero me da.
Y asi llego a Madrid, con el esfinter bien apretadito, de Ministerio en Ministerio, de Consulado en Consulado.

Traigo la camara y vengo dispuesto a ver a sz9 y a Lila, eso quiere decir que Mahoma tendra que ir a la montana.
Lo de la camara no es una amenaza, bueno tal vez si lo sea, no se. A lo mejor los pongo a correr con el temporizador en 2 segundos. A lo mejor no la saco del portadocumentos. Que esa es otra, el portadocumentos.
Con tanta ropa encima y tanto cacharro portable, tengo que decidirme entre llevar toda la ropa encima y la tecnologia en los bolsillos, o llevar el portadocumentos y todo lo que me sobra dentro. Pero entonces parezco Papa Noel cargado de regalos.
Bueno, ya vere. Me despido, que mi estomago me esta avisando (para comer).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada