lunes, 16 de octubre de 2006

intimidad

Necesitamos intimidad, hablamos y hablamos pero nos molesta que alguien sepa algo de nosotros. Creemos controlar lo que saben de nosotros cuando lo único que hacemos es fomentar la imaginación. Ahora Jorge Drexler sale en el tomate. Le preguntan por los rumores sobre su relación con una actriz y él se niega a hablar de su vida personal. Es un músico, no vive de su vida personal. Escucho su nuevo cd. Ahí lo cuenta todo. Su separación, la lejanía, el dolor, la soledad. Y termina diciéndole a alguien que su herida cerrará. ¿Y este es el tipo que no vive de su vida personal?
Luego están los blogs en los que se intenta que no se aprecie nada de lo que su creador tenga dentro. Como si eso pudiera hacerse una vez que comienzas a escribir, a hablar, a moverte.
Otra cosa es que cada uno decida contar las cosas a su modo, cuando quiera, donde quiera. Y que es más fácil llamar "arte" a una historia cantada por Drexler que cuando es contada por "el tomate". Pero si Oscar Wilde no supiera escribir, me sentiría como un cotilla leyendo sus cartas.

4 comentarios:

  1. una vez me dijeron que un escritor muy famoso (no recuerdo quien) dijo que en literatura lo que no es plagio es autobiografía, a lo mejor no sólo pasa con la literatura...

    ResponderEliminar
  2. deniman desde la sala vip17/10/06 16:29

    Me intrigas. ¿A que ha venido ese post? ¿Te has enterado de que ya sabemos lo que creías ocultar? ¿O es que sabes algo de lo que nunca creí que te fueras a enterar?

    ResponderEliminar
  3. ultimamente aquí por no haber no hay ni perro que "nos mira y sabe que nos mudamos"...

    ResponderEliminar
  4. Elbier Minks20/10/06 1:28

    eso parece :/

    ResponderEliminar