miércoles, 22 de abril de 2009

Promesa pública a la Ministra

Cosas que hay que leer para tomar perspectiva

 
 

Sent to you by deniman via Google Reader:

 
 

via Espoiler on 4/22/09

Desde hace unos días recibo correos de desconocidos que me vaticinan que a este blog le quedan pocos días de vida, por no sé qué cuestión de una Ministra. Esos correos me invitan, además, a que me posicione sobre un artículo que salió en El País la semana pasada. Un artículo en contra del p2p. ¿Qué me posicione? ¿No es suficiente posición la base de datos de Espoiler.tv y este blog?

O quizás quieran que yo ponga aquí un banner, un gif animado horrible, en contra de la Ministra de Cultura. No señor. Yo hace un montón de años dejé de ser un adolescente imbécil.

¿Alguien quiere mi posición? Mi posición es muy simple. Invierto en productos audiovisuales (o en sus soportes) alrededor de 190 euros al mes. Pero ya no le pago a Verbatim. Tampoco pago cintas en VHS. Ya no le pago a TDK. Ya no le pago a Blockbuster. Ya no le pago al cine Verdi.

Ahora le pago a Telefónica un ADSL; le pago a Digital+ para tener alta definición; le pago a Rapidshare que me da descarga directa; le pago a Conceptronic que me ofrece discos extraíbles; le pago a Endesa que me da la luz.

Pero al mismo tiempo odio que Telefónica sea cara y sea lenta. Odio que Digital+ le dé tan poco valor al subtitulado. Odio que las particiones de Rapidshare sean veinticinco y haya que unirlas.

También odio que Paul Abbott, el creador de Shameless, no pueda ver un porcentaje de mi dinero. Hace dos semanas me descargué la primera temporada de su serie y me encantaría habérsela pagado. Me encantaría incluso haberlo besado en la boca. Pero no hay cómo. No existe un mecanismo para pagarle. (Ni para besarlo.)

Me encantaría pagarle a Julio Medem cada una de las películas suyas que me descargué. Pero no comprando discos, por el amor de Dios... ¡Basta de disquitos, de casetitos, de blu-rays, de cintas de video, de mierditas chiquitas, que se llena la casa de basura y hay que tirar todo cada año y medio! Pero de verdad, quisiera pagarle también a Medem. Y a Sánchez Arévalo.

Por eso no entiendo tanta saña juvenil contra la Ministra de Cultura. Por lo que ha dicho (una vez que la escuché en los Goya) quiere que el dinero que gastamos en series y en películas no se lo coma entero el ADSL. Quiere que le llegue un poco a Paul Abbott, y otro poco a Julio Medem.

Por lo que entiendo, lo que propone esta mujer es armar un tinglado eficaz en el que podamos bajarnos la segunda temporada de Shameless, subtitulada, por 74 céntimos el episodio, a velocidad de vértigo. Y que 13 céntimos sean para Paul Abbott.

O que podamos descargar las películas de Medem sin meter basura-redonda-metálica en casa, por un euro, y que diez céntimos de ese euro sean para Julio Medem.

Todo lo demás, todo el debate estéril, todo el pataleo, todo el fundamentalismo en contra y a favor de las descargas, es una pelea muy pelotuda. Un vaivén aburrido y torpe.

Torpe la chica que escribió el artículo en El País. Torpe "la Asociación de Internautas" (lo pongo entre comillas porque no es serio, ha de ser el millón de muchachos de 30 a 34 años que todavía vive con los padres) y sus revoluciones de adolescentes tardíos.

Torpe y burda la prensa que desinforma para defender intereses creados, pero también burdos y vanidosos los gurús digitales que inventan conspiraciones paranoicas entre sindicatos de guionistas para salir en la portada de Menéame.

Sinteticemos; no alarguemos la charla que hay que ir a ver In Treatment (perdón Rodrigo García, no hay cómo pagarte aún).

Si lo que propone la Ministra de Cultura es que Telefónica y Rapidshare no se coman todo el dinero que me gasto en ver series y películas, yo encantado de la vida de mandar a la mierda a Telefónica y al Rapidshare. Pero necesito algo a cambio, un sistema mejor que distribuya mi dinero entre los creadores (eso no lo tengo) y que me ofrezca velocidad de descarga y alta calidad de visionado (eso ya lo tengo).

Es más. Hagamos un trato con la Ministra. Si ella logra —en su gestión que ahora comienza— el fantástico objetivo de que podamos pagarles a nuestros creadores favoritos para que sigan creando (74 céntimos por episodio me parece un buen precio) yo quito todos los enlaces a Mininova de Espoiler.tv y pongo enlaces de pago.

Promesa pública.


 
 

Things you can do from here:

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada