lunes, 10 de marzo de 2008

la gente

El sábado la gente votaba la canción que debía representarnos en eurovisión. Curioso concepto el de “representar”. Alguien llega y dice que me representa y luego llegará otro y dirá que lo hará mejor porque se parece más a mí. Igual este tiene el pelo corto. Al final gana el que todos sabíamos que iba a ganar y queda tercero el que yo quería que ganara, La Casa Azul. La segunda clasificada es una igual de horrorosa que el primero, pero al menos ella canta con un ventilador en la cara y seguro que quiere ser Withney Houston cuando sea mayor (cuando sea mayor ella, no la Houston, que ya es mayor).
Los especialistas dicen que el público no tiene ni idea, que se dejar llevar por la publicidad, por un programa de televisión famoso. Pero tampoco hay demasiada discusión sobre el tema porque el día siguiente el mismo pueblo embrutecido y envilecido que se deja llevar por las apariencias se convierte en un pozo de sabiduría que coloca en una urna sus deseos y pasiones.

2 comentarios:

  1. Anónimo11/3/08 0:32

    Tengo la ligera sospecha de que este año el concurso de eurovisión batirá records de audiencia en España. Lo mismo no les sale tan mal la jugada...porque ganar, ya sabemos cómo se puntúa en ese cncurso. Saludos. max.

    ResponderEliminar
  2. Eso no se llama Soberanía popular?? (y perdón por usar la palabra popular, aun me chirrían los dientes...

    Yo fui de los que esa noche decidí ver a todos los candidatos, y la verdad, entre raperos ceutíes (mu malos) niñatos desafinando entre las estructuras de una litera sin colchones, bisbalinesrikimartins vascos, etc, etc, el Chikilikuatre no desentonaba demasiado, dicen que en el pais de los ciegos, el tuerto..., bueno la casa Azul iba por libre (y con el cartel de libre en la frente), aunque no sé si después de la gala quedó con Boris a tenor de los besitos que se mandaban ("of the record", pero delante de tol mundo, españoooooleeeessss ha llegado frikivisiónnnnnnnn

    ResponderEliminar