miércoles, 7 de noviembre de 2007

Me acabo de cruzar con la política corrupta marbellí, alias "la
política presa", en un mercedes. Parece que le sobraron algunos
ahorros.
Es curioso porque el AVE venía cargado de sindicalistas a los que su
organización paga el viaje y que hablaban sobre tejemenejes y
disfrutes varios.
Lo reconozco, no me caen bien. Cuando he coincidido con uno en el
trabajo, he dado con holgazanes egoistas que se cogen sin previo aviso
los viernes por "reunión sindical" multiplicando el trabajo del resto,
eso cuando no van buscando conflictos de los que sacar tajada (si es
que no son los creadores).

Me dice el taxista que hasta los apóstoles se robaban las redes. No sé
como decirle que los apóstoles son como los Reyes Magos, un negocio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada