jueves, 5 de abril de 2007

Relatos reales y rocambolescos ¡recorcholis!

A mi lo que me hace gracia de la noticia sobre el coche robado de David Beckham hallado en la quinta puñeta no es que el coche sea o no de David Beckham, lo que me resulta curioso es que la Ministra del Interior de Macedonia no tenga el menor reparo en desplazarse en un coche que se suponía perteneciente a delincuentes asesinos proxenetas mafiosos y probablemente maleducados. Pero claro, que poca vergüenza hay que tener para ostentar un carrazo robado ni más ni menos que al mismísimo Becks.

La prisa que se ha dado la señora en decir que si Beckham lo reclama ella misma se lo entrega llave en mano...mmmm...le ha faltado decir eso de "previa cena íntima y posterior muestra de habilidades". ¡Anda que iba a mostrar la misma actitud si lo reclamara el abogado de Mr. Sicario.

Lo de los almacenes de objetos y vehículos robados es la pera. La cantidad de hijos de policía felices que hay cabalgando por el mundo encima de un ciclomotor de segunda mano regalado por el "tito desconocido".
Tiene guasa que te roben la moto (a mi 2) y tengas que pasar el trago y parafernalia de pasearte con los datos de aquí para allá para que luego pasado un tiempo, te enteres de casualidad que tu moto está en perfectas condiciones (bastidor incluido) en poder de un desconocido por culpa de que no te pasaste periódicamente por el solar de vehículos requisados -ese dónde, cuando vas, solo ves chatarra- para reclamarlo.
Resulta que importa poco que tengan tus datos asociados a los de la moto, si la encuentran tienes que adivinarlo y pasarte a reclamarla, si no, ya no es tuya, es del hijo o sobrino del que tomará represalias si doy más datos.

Otra cosa es cuando eres guapo y tu mujer es famosa por lo mal que canta, y por no haber leído un libro en su vida, ni siquiera el que -presuntamente- ha escrito.
En ese caso la ministra poseedora de coches robados a asesinos y mafiosos pederastas te lo entrega llave en mano.

Pensaréis que es cosa del dinero, del poder que da el dinero, de los favores que devuelves gracias al poder que te ha dado alguien con dinero.

Mi cabeza ya no da para esas cosas, me limito a pensar que es bueno que los ministros viajen en coches robados/requisados/confiscados, así al menos me cuestan menos dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada