domingo, 11 de marzo de 2007

Ya no estamos para estos trotes



Viernes. Me llama un antiguo compañero de entrenamientos y salidas nocturnas (hacer artes marciales da mucha sed).
Me encantan las juergas improvisadas, suelen ser las mejores e intento no perderme una.
Ale se apunta así que todo vuelve a ser como siempre. Uno tiene que hacer algo a las 10 y los otros a la mañana siguiente pero, a partir de la 2ª jerveja nada importa.

Acabo de comprobar que efectivamente empalmé la tarde del viernes con la mañana del sábado.
Como el sábado está reciente sé que me lo pasé bien en la boda sin embargo el viernes, el viernes está en nebulosa.
Descargo las fotos de la cámara esperando encontrar pistas pero lo que encuentro me resulta cuanto menos inquietante.


Lo peor, lo rápido que ha pasado el fin de semana. Lo mejor, que no soy el único que nota como si tuviera 200kg sobre la cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada