miércoles, 28 de marzo de 2007

¡¡Que gustazo!!

EN su día me molestó tanto paseo y papeleo (hubo que rectificar datos etc) pero la satisfacción de hoy lo compensa con creces. Como diría el anuncio "No tiene precio".

Salimos de trabajar y nos dirigimos a casa por la vía más corta.
El centro de Sevilla es delicado siempre pero en Semana Santa a los de arriba se les ve el plumero y la cosa se multiplica.
No importa cuan molestas sean unas obras a lo largo del año ni cuantas quejas vecinales acumulen. No importa tampoco cuanto espacio se coman las vallas.
Eso sí, en Semana Santa todo bonito espacioso y parado.

Pues en esas estamos, con todo parado, incluso el tráfico, y las calles que se empiezan a cortar.
A escasos 500mt de casa un policía de estos veteranos, de los que confunden las grasa con el músculo en lo referente al abdomen, me desvía. Me desvía con esa actitud que solo ellos saben tener. Le señalo la tarjeta de residente pero nada, que pallá. Abro la ventanilla y le explico que tengo permiso pero nada que me lo paso por el forro y pallá.

Compruebo que no se trata de una fuerza mayor y que los autobuses están pasando. Trato de calmarme y me bajo del coche refunfuñando a explicarle que tengo la tarjeta de residente que me permite pasar.
Que nada, que la tarjeta no me permite pasar, que es dirección prohibida, que los coches no pueden pasar... Animado por un taxista se mantiene en sus 13.
Me vuelvo al coche. Cojo la tarjeta y leo. Noto como la piel se me va volviendo verdosa y la camisa empieza a apretar.
Me armo con toda la ira de la que soy capaz (dentro de un límite que no me haga perder los papeles y pasar la noche en dependencias policiales) y me acerco al primer coche que veo (el poli chulo se había ido junto al taxista).
Levanto la mano que sostiene la tarjeta y la meto a la velocidad de una bala y la potencia de un puñetazo en la mesa por la ventanilla mientras leo en voz alta.
"DENIMAN TIENE PERMISO PARA PASAR POR VIAS AUTORIZADAS AL TRANSPORTE PUBLICO Y CUALQUIERA QUE SE LE ANTOJE, Y NO LE TOQUEIS LOS COJ..." (algo así dice la tarjeta pero de una forma más oficial).
Como me gusta como ha sonado vuelvo a leer la misma frase agregando que no hay letra chica ni claúsula condicional.

Un placer, ya os digo. Les hubiera echo una foto ganadora de premio "al mejor careto".
Parece que La Policía Municipal no sabe que existen permisos de circulación especiales de su ayuntamiento para residentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada