jueves, 1 de febrero de 2007

¿Unificación de tallas? A la cola

En un país se conduce por la izquierda y en otro por la derecha, el volante va a la izda o a la derecha. Centímetros o pulgadas, litros o galones, kilometros o millas, un tanque o una pinta, mahou o CRUZCAMPO...
El resto del mundo no se pone de acuerdo a la hora de catalogar a ETA como un grupo terrorista o una oprimida colonia española.
Nadie se pone de acuerdo en la definición de actriz. Como muestra vale un putón, digooo un botón.

A qué tanta prisa con lo de unificar las tallas. ¿Es que no hay criterios/conceptos más importantes que unificar?
¿Que me dicen del pollo con piña de los restaurantes chinos? ¿alguien ha visto un plato más variado? Si los restaurantes chinos ya varían por el mero hecho de estar en un pais u otro, no os podéis imaginar lo que varía el pollo con piña de un restaurante a otro. Que si rebozado y hueco en plan buñuelo de aire, que si limpito con trozos de piña de bote, que si rebozado presentado en media piña natural con piña natural, presentado en piña natural con piña de bote, empanado cual pollo empanado con la excepción del chorrito de almibar...
Señores, que esto no es una compañía de telefonía móvil que tenga que ponerse de acuerdo con la competencia.
Si todas las chicas que flirtean por internet miden 1.68 y todos los profesores de universidad están cualificados ¿porqué no van a ser talla 38 todas las tallas 38?

Tengo miedo, cualquier día unifican el criterio a seguir para llamar blogger a un blogger, y seguro que ese día me pillan distraído, desabrochándome el botón de mi pantalón talla 38 para dejar más espacio a los últimos pedazos de pollo con piña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada