martes, 13 de febrero de 2007

Paystation, el furor de los aparcamientos


Por un momento pensé que el precio final iba a depender de mi destreza con los botones.
Al final no pasé de la 1ª fase. Metí mis créditos y jugué apenas un segundo.

Soy tan malo que hasta olvidé pedir ticket pensando que la maquina me devolvía la tarjeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada