lunes, 13 de noviembre de 2006

las zapatillas de House

Lo mío deja de tener sentido. O lo tiene por encima de todo. Hoy ha llegado un tipo al lugar en el que trabajo. Trabajo en el mismo lugar en el que varias cientos de veces he comprado antes. El lugar que alimenta mi lado más freak. Hace años pasaba mucho tiempo en una casa a 10 minutos de una de esas tiendas en Sevilla. Mi chica veranea a 15 minutos de otra en Alicante. Mi hermana vive a 20 minutos de otra en Málaga. Y ahora vivo cerca de otra. En la que trabajo. Mis primeros 15 minutos de trabajo consistieron en elegir la zapatilla que quería entre montañas y montañas de cajas naranja. Así llego mi trigesimoprimer par de zapatillas. Cualquier cosa que comience así no debe ser demasiado malo.
Pero no es eso lo que carece de sentido. Ayer llegó un tipo. Normalmente miran un poco pero éste quería hablar. "Quiero las zapatillas de House". Y no, no es alguien que mire normalmente las zapatillas de los protagonistas de las series americanas. Es alguien de la distribuidora, que está preparando la edición de la segunda temporada en dvd. Y para la campaña necesita una foto de lo que identifica a House, un bastón y sus zapatillas. Y no quería las Chuck Taylor con las que se deja ver ultimamente. No quedaban Shox 2:45 así que se ha conformado con unas Shox Junga.

4 comentarios:

  1. En las farmacias pasa lo mismo. La gente llega pidiendo "las zapastillas de house"

    ResponderEliminar
  2. franpsycho14/11/06 9:04

    y de entre tus 31 pares, hay alguna sin estrenar? (del 41 a ser posible?)
    jajaja

    ResponderEliminar
  3. ¿cuáles elegiste tú para ti en esos primeros 15 minutos? ¿A que no eran unas rojas con letras en japonés en la parte de atrás?? jeje

    ResponderEliminar
  4. lo siento, pero ninguno está sin estrenar. Y elegí unas free negras que no se parecen en nada a tus extrañas cortez

    ResponderEliminar