lunes, 6 de noviembre de 2006

Un futuro cercano

Año 2010.

En el aeropuerto de Nueva York sorprenden a un adolescente haciendo pintadas en las que pone "La lucha no ha terminado".
Su aspecto musulmán a juicio de los policías unido a la ascendencia argelina de uno de sus abuelos provoca una verdadera alarma social.
Tras tres intensos días de interrogatorio se levanta el toque de queda.
Nada se vuelve a saber del joven.

Pasado un mes todos los aeropuertos de la Unión Europea secundan las medidas de seguridad implantadas por los estadounidenses:
- Se prohíbe introducir cualquier tipo de alimento y solo podrá consumirse aquel adquirido dentro del aeropuerto en las instalaciones de Macdonalds o Starbucks Cafe.
- Se prohíbe llevar puestas más de 4 prendas de vestir incluyendo la ropa interior (los zapatos serán considerados una prenda a excepción de las chanclas de playa).
Solo podrá sobrepasarse la cantidad si la prenda es adquirida en alguna de las instalaciones que se hallan dentro del aeropuerto una vez sobrepasada la zona de "desinfección" pudiendo escoger entre los stands de Nike o Levi´s y debiendo permanecer con la etiqueta hasta superar la zona de "desinfección" del aeropuerto de destino, donde se le permitirá devolver la prenda al 50% del precio de compra o quedársela previo pago de tasas de plusvalía transoceánica.
- Los pasajeros con vuelos internacionales deberán ser sometidos a duchas "desinfectantes" supervisadas por agentes del FBI o Interpol cuando éstos no puedan hacerse cargo.

La chica frente a mí protesta airadamente. No entiende porqué no se admiten tampax ni compresas cuando desde hace un año está prohibido el equipaje de mano.
No quiere volver a desnudarse, no entiende porqué debe volver a hacerlo.
Mientras grita que no la toquen uno de los agentes hace una señal con disimulo y tras una puerta aparecen 4 antidisturbios.
La chica sigue gritando. Tratan de inmovilizarla y uno de los agentes le da un puñetazo.
Sus auriculares vuelan hacia mí. Los recojo del suelo y los apago (suena "Descanso Dominical downtempo", lo último de Ana Torroja).
Se la llevan.
El tipo de la aduana me mira.
- Desnúdese y enséñeme las 4 prendas... el reproductor se considera una prenda, lleva vd. cinco, tendrá que dejar alguna en el contenedor "Levis te ayuda".

Dejo la camiseta-jersey que acabo de comprar en el aeropuerto y decido continuar el viaje con el torso al aire.
No es que me guste Ana Torroja pero no todos los días te cae un Creative Sufí Starmax del cielo.

7 comentarios:

  1. estoy absolutamente a favor de la seguridad en los aeropuertos, pero este último cambio me parece francamente absurdo.
    no hay explosivos de 100ml o menos? llevarlo en bolsas cerradas impide q el plástico se pueda romper?
    pfff

    btw, lo de ana torroja me ha gustado mucho xD

    ResponderEliminar
  2. Elbier Minks6/11/06 21:39

    1 Punto, Inspirado

    ResponderEliminar
  3. Gracias, llevo ya demasiado tiempo sin escribir nada interesante (incluso para mí)

    A mí lo que realmente me molesta es que tomemos estas medidas porque lo manda EEUU. A ver si vamos a vivir también en la sociedad del miedo al vecino (con la que estoy en desacuerdo pese a lo que pareciera en posts anteriores)

    ResponderEliminar
  4. Sólo voy a poner un pero, ¿año 2010? !!qué optimista estás!! ¿porqué no finales de 2007?

    ResponderEliminar
  5. eso, critiquemos juntos los nuevos miedos importados desde los Estados Juntos, eramos mucho más felices con nuestros propios miedos; los sudacas y los moros que nos invaden.
    Léase todo con la conveniente carga de ironía.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, a mí como sudaca me dan menos miedo los moros que los americanos (como pais)

    ResponderEliminar
  7. Acabo de enterarme que Ana Torroja ha publicado "Entre el cielo y el suelo" un disco de versiones al más puro estilo "quiero pelas y no encuentro temas que vayan a pegar"
    Falta poco para el Descanso Dominical Downtempo.

    ResponderEliminar