domingo, 10 de mayo de 2009

¿Es el ciudadano productor de cine español con derechos sobre la obra que ha...

Y olé!

 
 

Sent to you by deniman via Google Reader:

 
 


La Ley de Propiedad Intelectual cede los derechos de reproducción, distribución y comunicación pública de una obra, no a su autor, sino al productor, aquél que costea la creación de la obra. Gran parte del cine español está financiado con subvenciones públicas pagadas con los impuesto de los ciudadanos. ¿Es entonces el pueblo español el productor y tiene derechos sobre su producción?

El conocido abogado Carlos Sánchez Almeida participó el pasado viernes en una charla en Palma de Mallorca sobre el P2P y los derechos de autor. Aunque sin mencionarla expresamente, fueron constantes las alusiones a la nueva Ministra de Cultura, a quien propone que libere del copyright el cine español.

La charla, estructurada como un guión de cine, presenta en una de las escenas el diálogo ficticio entre un abogado y un filósofo. El abogado recuerda que la Ley de Propiedad Intelectual cede los derechos de reproducción, distribución y comunicación pública al que financia una obra. El filósofo concluye que ya que la mayoría del cine español está subvencionado con impuestos, "el pueblo español al completo se configura como 'productor cinematográfico'. Ya habéis pagado las películas, sois productores y por tanto tenéis derecho a reproducir libremente las películas cuya producción habéis ya pagado, sin tener que volver a pasar por caja otra vez."

Almeida va más lejos y propone una modificación para la ley del Cine que vincule las ayudas públicas a la publicación de las obras con licencias libres "que permitan la reproducción de las mismas sin restricciones, con reconocimiento de la autoría, al objeto de lograr su máxima difusión [...] Si alguien quiere publicar su obra bajo copyright, que se quede sin subvenciones y sin desgravación fiscal".

Si a alguien esto le parece una utopía, Almeida recuerda que más utópico es "intentar mantener con vida, mediante ingente inversión pública, un sector en estado terminal. Como si se tratase de una especie protegida, y encima pretender que los ciudadanos pasen por caja y sigan consumiendo sin rechistar: eso sí que es utópico.".

La charla finalizó recordando que "ha llegado el momento de cambiar el guión. Si "La Red" quiere convertirse en "La Trama", tiene que salir a la calle, y hacerlo ya".


 
 

Things you can do from here:

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada