lunes, 6 de octubre de 2008

El primer mundo

Desde que encontré mi coche irrecuperable por culpa de un borracho
decidí que viviendo en el centro podía prescindir de el.
Me acabo de mudar a San Juan de Aznalfarache. Un pueblo dormitorio que
mantiene mucho de pueblo.
En principio tampoco consideré oportuno adquirir un coche porque el
metro, que debería estar funcionando desde hace un año, me coge cerca
de casa y del trabajo.
El primer día descubrí que los buses salen cada hora (sí, lo sé,
pueblo dormitorio de extrarradio mal comunicado en el siglo XXI).
Hoy acabó de descubrir que, como sí se tratara de una línea urbana que
pasa cada 5 minutos, si no llevas el importe exacto no te dejan subir

4 comentarios:

  1. los que vivimos en un "pueblo dormitorio" sabemos de qué hablas...hay bonobus

    los que de verdad viven en el tercer mundo no saben dónde está San Juan de Aznalfarache, ni lo que es el importe exacto...no saben ni lo que es la deuda externa, ni falta que les hace

    deja de quejarte...o titula tu post de otra forma

    ResponderEliminar
  2. Eh eh..Franchicho, te recuerdo que el 63% de la industria que existe en la provincia de Sevilla está en término municipal del pueblo en el que habitas...y en todo caso, es la población de Sevilla la que viene a trabajar a este pueblo. Luego lo mismo es Sevilla una ciudad dormitorio de un pueblo llamado Alcalá...jaja. Max.

    ResponderEliminar
  3. Bueno ... lo de la deuda externa sí que lo saben. A la fuerza ahorcan.

    ResponderEliminar