jueves, 14 de junio de 2007

anuncio de viaje

Ahora soy yo el que me largo. No durante mucho tiempo y justo en la dirección contraria a la habitual. A pasar frío y a mojarme. La leti ha puesto de moda que llueva en las bodas y ahora todo el mundo quiere casarse en algún sitio en el que llueva aunque sea junio, así que todos se colocarán corbatas, tacones y botas de agua...espero que no al mismo tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada