domingo, 29 de abril de 2007

El video de los mossos de escuadra no es para tanto

Veo el vídeo y solo reprocho la actuación de uno de ellos en una patada que no era necesaria.
Sé que levantaré polémica con esta declaración pero he vivido esta situación en demasiadas ocasiones, siendo además solo uno y debiendo inmovilizar a tipos 30 y 40 kg más pesados que yo.
Afortunadamente por aquella época entrenaba a diario y el hapkido vino estupendamente a la hora de evitar hacer daño y que me lo hicieran a mí.
El conocimiento de uno mismo y sus habilidades/defectos es fundamental a la hora de minimizar daños.

Siempre he estado en contra de la violencia, incluso cuando practicaba waterpolo y en los partidos mis compañeros presumían de haber hecho ésto o aquello a un contrincante. Sin embargo la experiencia me ha hecho entender y aceptar que una buena reacción a tiempo evita males mayores.
Cuando un tipo está tenso y preparado es prácticamente imposible mover cualquier miembro de su cuerpo, a no ser que reciba una "distracción" que lo relaje de golpe el tiempo suficiente para tomar ventaja.
Hay que tener en cuenta además que este tipo de situaciones son altamente peligrosas. No conoces a la persona con la que te enfrentas y por lo general acaba habiendo sangre, normalmente la tuya, porque juegas con desventaja, tu no quieres/puedes hacer daño y el va "de perdidos al río".

Cualquiera que lleve suficiente tiempo leyendo el blog sabrá que mi postura ante las fuerzas de la ley suele ser bastante crítica (ya me puse bastante pesadito con el Caso Roquetas, no me voy a repetir). Sin embargo en esta ocasión no veo ese ensañamiento del que hablan. Ensañamiento sería tenerlo esposado o inmovilizado en el suelo y seguir dando patadas y puñetazos, cosa que no veo en el vídeo desde el momento en que el individuo está controlado.
A excepción de uno de ellos (al que ya digo que le sobra mala leche) el resto reacciona ante la amenaza. No olvidemos que no están hablando con un transeute, ese tipo está detenido por algo y por la expresión corporal general y el manotazo que le pega a uno de ellos con la consiguiente reacción inmediata de todos no me cabe duda de que el tipo estaba retando, y esas actitudes en esas situaciones son muy muy peligrosas. Ya digo, la diferencia con los casos anteriores es que aquí hay un "forcejeo" tristemente necesario pero la cosa para cuando tiene que parar (a excepción del mosso anteriormente mencionado).

PD: Si pudiera ver al tipo cuando está en el suelo a lo mejor tendría que meterme el pie en la boca -para lo cual llevo unos días practicando- hasta entonces... ¡He dicho!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada